«

Jun 05

Nuevas Generaciones critica la mala gestión del ayuntamiento en relación con las salas de estudio.

La organización achaca la pésima situación de las salas de estudio a la gestión por parte del consistorio, que se ve gravemente acentuada en fechas de exámenes.

 

Ante la llegada de la época de exámenes, Nuevas Generaciones desea manifestar su malestar con la desidia del gobierno municipal para con los estudiantes “en estos cuatro años, el Ayuntamiento no ha tomado una medida eficaz y que realmente cubra las necesidades reales de nuestros jóvenes. La masificación de las salas de estudio debería haber sido una prioridad para el consistorio”, afirman desde la organización.

Nuevas Generaciones tilda además de ‘tomadura de pelo’ la construcción de una sala en la Antigua Escuela de Hosteleros puesto que solo cuenta con capacidad para 56 alumnos. Desde la organización “la única solución que puede aliviar esta situación es la construcción de una gran sala de estudios en el centro, que de oxígeno a todas las demás situadas en los barrios periféricos que se ven totalmente superadas en las etapas de Enero y Mayo . Ya en el año 2017, el Partido Popular de Gijón llevo a pleno una propuesta en este sentido, “en aquel momento ya mostramos nuestro malestar acerca de la misma situación, materializándolo en forma de propuesta formal. La respuesta fue el vacío absoluto por parte del gobierno municipal”, afirman.

Desde la organización también se realiza una crítica en relación con los horarios en época de exámenes, manteniendo los usuales a pesar de la masificación. “Mantener los horarios habituales en etapas donde el número de personas se multiplica es absolutamente insuficiente. Lo mínimo para abordar esta circunstancia es aumentar en al menos dos horas el cierre y habilitar una sala de estudios adicional con veinticuatro horas de funcionamiento en los meses más problemáticos” , dicen.

Desde Nuevas Generaciones se pide al nuevo gobierno municipal responsabilidad con los estudiantes de nuestra ciudad y una mayor preocupación por el bienestar de estos. “En una ciudad con un número de estudiantes residentes como es el de Gijón, no podemos continuar teniendo un entramado de salas de estudio que se  ve superado cada vez que llegan las etapas de exámenes. Existen medidas que se pueden tomar y eso es lo que estamos pidiendo, abandonar el camino de la vagancia y tomar el de la preocupación por los problemas de los estudiantes” finalizan.

Marcador