«

»

Jul 17

Semana Negra: cuesta abajo y sin frenos

Un año más, como es habitual, la Semana Negra tomó su papel en el calendario veraniego gijonés. Desgraciadamente, y como viene siendo habitual en los últimos años, el evento dista mucho de sus objetivos centrales enfocados en la literatura.

Sin duda alguna, los propósitos culturales han quedado en segundo plano transformando esta semana en una feria recreativa de restauración, puestos ambulantes y atracciones desencadenando una clara proliferación de altercados y problemas cívicos en los alrededores del recinto. Sin duda alguna, están claras las prioridades de los diferentes gobiernos municipales, tanto de Foro como de PSOE.

Paralelamente a estos hechos, si nos adentramos en el programa cultural, dejando a un lado las atracciones y el ocio, nos encontramos con un programa totalmente politizado próximo al sectarismo de la izquierda radical, carente de un abanico de opiniones plural. No debemos olvidar la manera en la que el año pasado se intentaba blanquear el conflicto vasco y el terrorismo.

A pesar de verse reducida la financiación, es importante considerar la línea descendente de la misma, puesto que si se mantiene el modelo de feria donde las ayudas están destinadas a financiar propaganda ideológica, está línea debería seguir descendiendo aún más.

Lamentablemente, y tras las declaraciones de la nueva regidora municipal, esta tendencia seguirá y posiblemente se intensifique aún más con el nuevo gobierno socialista, que siguiendo la línea general del partido en toda España, parece aceptar de buen agrado y alinearse con las posiciones extremistas y sectarias que en la Semana Negra se promocionan.

 

Gonzalo Cadrecha, responsable del área de acción política de NNGG Gijón.

Marcador