«

»

Nov 25

El Senado, justifiquemos el sueldo

Es interesante hablar del Senado, en todas las elecciones vemos a algún partido defendiendo diversas posturas sobre el senado, desde su cierre hasta una reforma que le otorgue más competencias, aunque lo que acabamos contemplando finalmente, es que no se hace absolutamente nada.

En este texto voy a hablar de la reforma que yo creo que sería adecuada para instrumentalizar el senado, convertirlo en una verdadera cámara de representación territorial y gracias a esto agilizar los procesos del congreso de los diputados.

Antes de hablar de las nuevas competencias que se le otorgarían al Senado es importante hablar de las competencias que se le eliminarían y son principalmente dos, el sistema de doble vuelta y el carácter de control ya que con la separación de competencias congreso/senado se convertiría en algo que carecería de sentido, gracias a quitarle estas competencias al Senado garantizaríamos la agilidad del Congreso.

El sistema de doble vuelta ahora mismo lo único que hace es alargar los procesos y retrasar la puesta en funcionamiento de las leyes, si suprimiéramos esta cualidad del Senado las leyes se podrían sacara adelante directamente desde el congreso.

En cuanto a la sesión de control del senado sobre el Congreso, actualmente no se le da prácticamente uso y tras esta reforma de la que estamos hablando carecería de sentido.

Llegados a este punto ya sabemos lo que suprimiríamos, ¿pero qué competencias le daríamos al Senado? habría de dotarlo de competencias territoriales que es para lo que está diseñada en principio esta cámara.

Las principales competencias que debería adquirir son 3:

  1. Poder de legislación, veto y modificación en materia autonómica.
  2. Poder de intervención sobre las comunidades autónomas que se encuentren en dejación de funciones o que simplemente incumplan la normativa que le corresponde, pudiendo intervenir cualquiera que sea de las competencias de dicha comunidad autónoma.
  3. Capacidad de actuación como árbitro político antes de llegar a los tribunales, digamos que esto ya se hacia en la antigua Grecia con el consejo de los 500, la cámara debería emitir una resolución conjunta sobre la solución del conflicto y en caso de no llegar a un acuerdo mandarlo a los tribunales para solucionarlo por vía judicial.

¿Qué conseguiríamos otorgando estas competencias a el Senado? En primer lugar se conseguiría eliminar a los partidos regionalistas/nacionalistas de el congreso (habría que regular que los partidos de carácter regional o autonómico solo puedan presentarse al Senado y no al Congreso, algo que haría más factible la gobernabilidad y suprimiría las diferencias de financiación entre una comunidad y otra por el mero hecho de dar apoyo a un candidato), para que su legislación se ciña solo a la de su comunidad autónoma, a través de la reforma del sistema de elección conseguiríamos que todas las comunidades tuvieran el mismo peso en el senado para que no dependa de la población de estas ya que de esa forma el senado estaría dominado por Cataluña y Madrid (ya que son las comunidades con más población) , reduciríamos la excesiva burocracia provocada por la duplicidad de cámaras (desligándolas del todo), le daríamos por fin un carácter territorial al 100% ayudando esto a mejorar las relaciones entre comunidades, se acogerían al principio de solidaridad entre ellas y por tanto favorecerían la unidad del territorio español manteniendo sus comunidades autónomas.

 

El sistema de elección al Senado que yo utilizaría seria el mismo que si votáramos a las cortes generales del principado, la generalidad valenciana o demás, lo que pasa que igualaríamos el numero de senadores por comunidad, pongamos por ejemplo 10 por comunidad autónoma y 1 para cada ciudad autónoma, haciendo esto un total de 172 senadores en comparación con los 400 que tenemos ahora.

Uno de los problemas que se plantea en este caso podría ser el voto en bloque de los partidos, pero al ser por comunidades autónomas y en defensa de solo esa comunidad podríamos ver conexiones de interés entre diferentes partidos e incluso oposición entre un mismo partido de una zona y otro, esto daría más voz y autonomía a las diversas formas de pensar que engloban el territorio español.

Cuando se quisiera aplicar una ley de materia autonómica que solo afecte a una comunidad debería decidirse entre los miembros de esa comunidad con el respaldo del Senado, al no ser que tenga que ver con el incremento de financiación o que vaya en contra de alguna norma establecida que ahí el senado si votaría en conjunto y que les atañe a todos.

Pongamos un ejemplo, si Galicia decide establecer una norma contra el narcotráfico lo votara Galicia y el Senado revalidara esa ley en base a que no perjudique a ninguna otra comunidad y es un tema que afecta en especial a esa comunidad y no a todas por igual, ahora si supongamos que Aragón solicita más financiación, eso tendría que ser votado por todo el senado ya que afectaría a todas las comunidades en el reparto al igual que si quiere subir los peajes de salida o similares.

No todo es blanco o negro, ni eliminar ni conservar como esta.

Justifiquemos el sueldo de los senadores.

 

Por Marco Fernandez Carballeira responsable de comunicación de NNGG Gijón.

edificio-senado-madrid

Marcador